Puertas Feng Shui: Los peajes del Chi

Puertas Feng Shui: Los peajes del Chi

Las puertas son elementos muy importantes a tener en cuenta a la hora de regular la energía Chi de los distintos ambientes y espacios. Su movilidad bien puede ayudarnos a contener o dejar libre el paso a esta energía, según lo requiera cada una de las situaciones.

En una vivienda podemos encontrar básicamente,  tres tipos de puertas: la puerta de entrada, la puerta trasera y las puertas interiores. Veámoslas con más detenimiento:

PUERTA DE ENTRADA: INICIO DEL CAMINO

La puerta de entrada de nuestra casa es lo primero que vemos antes de entrar en ella. Es lo que nos impide o facilita la entrada a nuestro refugio, a nuestro espacio, a nuestro hogar. Por eso debe permitir el paso de aquello que más contribuye a la armonía de nuestro hogar: energías beneficiosas, personas interesantes y positivas.⁠

También tiene la función de Protección, y por eso ha de ser firme, fuerte y estar en buen estado. De este modo impediremos el paso de aquello que conviene dejar fuera: energías perjudiciales, personas hostiles y negativas.⁠

La puerta de entrada de nuestros hogares es la llamada Boca del Chi pues por ella absorbemos la energía del exterior, aunque también por donde sale. Cada vez que entras en tu casa haces que el Chi del exterior se desplace hacia el interior de tu hogar. Y a la inversa cuando sales de este. 

Para que la energía Chi pueda entrar por la puerta y circular hacia el interior sin inconvenientes hemos de procurar que no se encuentre con una pared o con un una escalera ascendente, enfrente y muy cercana. Esta situación inhibe y rebota la entrada del Chi, y por consiguiente puede repercutir en las oportunidades que la vida nos ofrece, pues la puerta de entrada simboliza los inicios. Inicios de proyectos, de relaciones, de oportunidades… que se pueden ver truncados si no tenemos el fluir del Chi de nuestro hogar bien tratado.

Si este es tu caso, jugar aquí con un espejo podría ser una solución. Un espejo colocado en la posición ideal, refleja el Chi hacia el interior. Recuerda que los espejos son elementos muy poderosos y no es recomendable colocarlos a la ligera en cualquier lugar. Por eso te recomiendo que te asesores de qué tipo de informaciones energéticas hay en tu hogar antes de decidir qué elementos, colores, formas y demás vas a utilizar para decorar tu casa. La escuela de Xuan Kong nos ayuda a saber las combinaciones energéticas de cada zona de nuestro hogar. Esta información combinada con la que nos ofrecen las demás escuelas es una baza perfecta para armonizar tu hogar.

Otro aspecto que influye en la entrada del Chi es el tamaño de esta puerta. Lo ideal es que se vea en armonía con el edificio, ni muy grande ni muy pequeña. Y, además que sea funcional y no demasiado pesada. ⁠Observa también que se abra correctamente, que no roce en el suelo, que esté libre de obstáculos en su trayectoria (muebles u otros objetos) y que no haga ruido, como el chirriar de las bisagras. Además, es importante que las llaves entren bien por la cerradura y que sea fácil de abrir. De este modo te sentirás mejor recibido y acogido al llegar a casa.

“Cualquier dificultad en la puerta de entrada nos indica que hay inconvenientes es los inicios”

En Feng Shui se recomienda, si es posible y el espacio lo permite, colocar en el exterior una planta de hoja redonda a cada lado de la puerta, pues llaman a la abundancia y prosperidad en los inicios. Si ponemos plantas de hojas puntiagudas o pinchos, como los cactus estamos siendo agresivos con lo que llega a casa. Estamos “pinchando” la energía, las visitas y a nosotros mismos.

“Si quieres recibir pocas visitas ¡pon un par de cactus en tu vida!”

 

Unos detalles importantes que no debemos olvidar en la entrada de nuestros hogares son:

-Tener un timbre para saber con claridad cuando alguien llega a tu casa. Procura que el sonido sea agradable. Así tu predisposición será mucho más positiva a abrir la puerta, que si tienes un timbre que te sobresalte cada vez que lo escuchas.

-Colocar un buzón bien señalizado con nuestro nombre. Si no indicamos bien donde nos ubicamos podemos dejar escapar oportunidades en la vida. 

-Una alfombra en la entrada para que podamos dejar la suciedad que pisamos en el exterior antes de entrar a nuestro hogar.

El momento de entrar en casa ha de ser un momento de plena consciencia. Estás a punto de entrar a tu templo, a tu refugio y, como tal, se merece todo tu respeto y amor. Aprovecha este momento antes de entrar para respirar profundamente y entrar con una actitud positiva. Agradécele a tu hogar, la protección y el confort que te ofrece cada día.

PUERTA TRASERA

En cuanto a la puerta trasera, has de tener en cuenta que no esté alineada con la puerta de entrada, ni que puedas verla directamente cuando entras por la puerta principal de tu hogar. Si esto es así procura colocar algún objeto que impida la conexión directa, tal vez una cortina, un biombo o algún mueble en el camino de una puerta a la otra.

Si no solventas esta situación la circulación del Chi no será óptima, pues entrará por una puerta y saldrá directamente por la otra sin transitar por el resto de la casa.

 

PUERTAS INTERIORES

Del mismo modo que ocurre con la puerta de entrada, es importante que las demás puertas no se encuentren obstaculizadas. Observa que las puertas de tu casa puedan abrirse en su máximo ángulo y que no hayan objetos detrás que impidan esas aperturas, como muebles, percheros…

Date un paseo por tu casa y toma conciencia de si puedes acceder sin la más mínima dificultad a todas las estancias. Asegúrate que no haya nada que incomode el paso de unas zonas a otras.

La disposición de la puertas en tu hogar también influye en el fluir del Chi, y por consiguiente, en tu bienestar y el de tu familia. Cuando encontramos un pasillo con diferentes puertas una al lado de la otra, desordenadas o enfrentadas entre sí, la distribución del Chi puede ser desigual e inapropiada. Para poder homogeneizar esta distribución nos podemos apoyar con elementos que distribuyan el Chi, como espejos, bolas facetadas, wind chame…

Saber qué combinaciones energéticas habitan en las diferentes zonas de tu hogar, te va a permitir saber si debes colocar ese tipo de elementos. También vas a poder jugar con las puertas abiertas o cerradas para contener o dejar fluir la energía. Es un juego al que puedes jugar, pero debes contar con toda la información para llevar a cabo una partida exitosa. 

“¡En esta partida te estás jugando tu bienestar, tu salud, tu abundancia, tus relaciones…tu vida!

Con todo mi amor ♥… Sarah Balat

 

2 Comments
  • Marcela
    Posted at 14:32h, 05 mayo Responder

    Hola!
    El elevador del edificio donde vivo, abre en la puerta de entrada a mi hogar. (Osea es la puerta del elevador y la del departamento).
    Eso influye negativamente?
    Gracias!

    • Sarah Balat Mendoza
      Posted at 14:49h, 05 mayo Responder

      Hola Marcela!
      En primer lugar, gracias por compartir!
      El movimiento que tienen los elevadores provocan que se activen las estrellas agua. Estas estrellas son las energías que entran del exterior hacia tu hogar. La energía de estas estrellas combinada con la energía de las estrellas montaña, que se hallan en el interior de tu hogar, provocan una combinación energética que puede ser o no favorable. Esto solo podemos saberlo realizando el plano energético de tu hogar y aplicando los conocimientos que nos ofrece la escuela del Xuan Kong o Estrellas Volantes. Si la combinación es favorable y nos interesa potenciarla, el elevador puede ayudar en este propósito. Si la combinación es desfavorable y la cura es crear una zona Yin, más tranquila, el movimiento del elevador afectaría negativamente.
      Recibe un fuerte abrazo. Hasta pronto!
      Sarah Balat

Post A Comment

error

¿Disfrutas este blog? Por favor corre la voz :)